Llevo tu corazón, lo llevo en mi corazón — Especial Chicas Corazón

soy chica corazón

Hoy, viernes 5 de abril, es un día triste y feliz a la vez. Hace unas semanas me contactó Mª Luisa, la Chica Corazón por excelencia que hace esas preciosas almohadas corazón para regalar a las mujeres que han pasado por una operación de cáncer de mama, diciendo que la foto que veis ahí arriba le gustó mucho y le había dado la idea: que todas las seguidoras scrapbook del grupo de Cinderella en Facebook y del Grupo de Agentes Secretos Scrapbook nos pusiésemos una foto como ésta en nuestro perfil de Facebook para rendirle homenaje a una de las mujeres más importantes en su vida: su hermana.

Caridad pasará hoy por el quirófano, pero no irá sola, sino que todas la  acompañaremos para darle valor y fuerza, con este pequeño gesto que viene, nunca mejor dicho, de corazón. De ahí que hoy sea, por un lado, un día triste, pero feliz también de ver que tantas chicas en Facebook se hayan apuntado sin dudarlo para este pequeño homenaje que hoy le rendimos a Caridad.

Caridad, aquí tienes nuestro pequeño homenaje para tí:

Llevo tu corazón (E.E.Cummings)

Llevo tu corazón conmigo,
lo llevo en mi corazón.
Nunca estoy sin él
donde quiera que voy, vas tú
amada mía,
y lo que sea que yo haga
es tu obra.
No temo al destino,
ya que tu eres mi destino.
No quiero ningún mundo,
porque tu eres mi mundo, mi certeza.
Y eso es lo que eres tú.
Lo que sea que una luna
siempre pretendió,
lo que sea que un sol quiera ser.
Este es el secreto más profundo
que nadie conoce.
Esta es la raíz de la raíz, 
el brote del brote, 
el cielo del cielo
de un árbol llamado vida,
que crece más alto
de lo que el alma puede esperar
o la mente ocultar.
Es la maravilla que mantiene
a las estrellas separadas.
Llevo tu corazón.
Lo llevo en mi corazón.

Este poema lo escuché por vez primera en la película En sus Zapatos, la historia de dos hermanas que se llevan a matar, pero que no pueden vivir la una sin la otra. Mi hermana, un año por mi cumpleaños, me lo recordó (en uno de sus proyectos scrapbook para mí) y ahora lo más apropiado es pasarlo a las siguientes hermanas, a todas las “hermanas” scrapbook: a las Chicas Cinderella y en especial hoy a Caridad y a Mª Luisa.

Aprovecho para recordaros que podéis apoyar el “Proyecto Micky” y a las “Chicas Corazón” en su preciosa asociación de apoyo para las mujeres con cáncer. Aquí toda la información: Mari Cari Chicas del Corazón

Y para acabar, aquí un pequeño mensaje de Mª Luisa, directo al corazón de Cari:

Esto es dedicado a ti

Mi tata, esa persona que siempre ha estado ahí.
Cuando era pequeña, eras capaz de ponerte a saltar haciendo la payasa en la cama de los papás al lado de mi cuna, para que yo me riera cuando estaba llorando (a pesar de caerte y morderte el labio) de ahí la cicatriz de tu barbilla.

Cuando días antes de los Reyes ibas a comprarme esa cuna que yo tanto quería, y al llegar a la esquina de casa cargada con el cajetón, encontrarte con que yo estaba en la calle jugando con mis amigos y echar a correr como una loca hacia la casa de tu novio para que no te descubriera.

La que con el dinero de su despido me llevó de compras y se gastó lo indecible en mis primeros zapatos de tacón y al llegar a casa el papa te riñera por habértelo gastado casi todo en mí. ( Papá siempre decía que tenías un corazón más grande que tu cuerpo, y yo nunca lo entendía, pero con el tiempo descubrí las sabías y ciertas palabras de Papá).
La que cuando monté la guardería se vino a ayudarme dándose los madrugones para recibir a los niños que venían a primera hora de la mañana.

La que cuando iba a meter la pata me avisaba y yo no le hacía caso, después descubrí que tenías razón.

La que cuando estaba embarazada me llevaba a su casa para que estuviera más fresquita y mandaba a su pequeña para que me llevara de paseo todas las tardes porque yo estaba acomodada en el columpio bordando baberitos para Mel. Además de pagar unas enormes facturas semanales en el panadero comprándome todos los dulces que se me antojaban.

La que cuando llegaron las fiestas de Agosto se guardó un cohete para tirar el día del bautizo de mi hija.

La que se vino a trabajar conmigo sin tener ni idea de informática y costándole mucho, para que yo cambiara mi turno en la tienda y pudiera tener las tardes libres para estar con mis hijas.

La que cuando me ve decaída me da ánimos y me dice que tengo que salir adelante porque si no ella no tiene fuerzas para luchar sola.

La que se embarcó en el Proyecto Micky conmigo y ahí está cose que te cose.

La que teniendo pocas nociones de scrap se metió conmigo en la misión de los niños de la India, los niños de Arganda, La tarjeta de ánimo para Elisabeth Rubio, me preparó el mejor de los regalos (con ayuda de mamá) para mi último cumpleaños.

Y la que nadie mejor que tú puede llamarse “chica del corazón”

Pero quiero que recuerdes siempre que todas las chicas del corazón estamos contigo.

Mª Luisa Fructuoso

Todas con Caridad