Trabajo, trabajo y más trabajo…. ¡cómo me molaaa! — sobre proyectos scrapbook y herramientas que dábamos por imposibles …

Hola mis florecillas.

Hoy vengo en modo “sneak peek” total y absoluto. ¿Qué significa éso? Pues básicamente que os pongo el caramelo en la boca … ¡y os lo quito corriendo!

Me tendréis que perdonar y es que se trata de posts que he estado preparando para mi colaboración como DT de La Crop y claro, no puedo desvelar del todo de lo que tratarán mis siguientes entradas. Peeroooo sí puedo compartir con vosotr@s pequeñas imágenes para ir abriendo el apetito scrapero 😉

Foto número 1: 

Cinderella para LaCropGirls_tarjeta navidad 7

Foto número 2:

sneak peek 2Sólo os adelanto que serán 2 tutoriales que os van a encantar 😉 Y hasta aquí puedo contarles, señoras y caballeros. Mientras tanto, os animo a que echéis un vistazo a las otras entradas que tiene el blog de las DT La Crop.

Sin desviarme del todo del tema de uno de estos proyectos, os quiero contar algo que me ha pasado con una herramienta. Veréis, seguro que much@s os habréis encontrado en una situación igual o muy parecida: compras una herramienta que crees que te va a encantar, que la necesitas imperiosamente, y cuando la tienes, la ves por primera vez y la usas, te pegas el chascazo de tu vida y maldices el momento que tuviste la debilidad mental de comprártela. ¿Os suena la situación? Pues a mí me pasó con ésta herramienta:

herramienta re-enamorada 1

Siendo totalmente sinceras, me compré ésta herramienta pensando que los troqueles eran mucho más grandes. Cuando me llegó y vi que eran súper pequeñitos pensé (y con perdón) “¿qué coño hago yo con ésto ahora? Los troqueles son minúsculos. ¡No la quiero! ¡A la mieeerdaaa!”.

herramienta re-enamorada 2

Y me enfadé tanto que escondí la máquina en lo más profundo del último cajón de la estantería más alejada posible a mi mesa de trabajo. Y me olvidé de ella, hasta el pasado fin de semana. ¿Qué cambió? Sencillamente mi perspectiva: al fin me di cuenta de que esta herramienta que tanto maldije en su día, ahora me servía muchísimo para crear pequeños detallitos en mis trabajos scrapbook.

Mirad qué cucadas se pueden hacer con esta herramienta:

herramienta re-enamorada 3 herramienta re-enamorada 4Al fin le he encontrado un sentido a la herramienta, y es que para cositas pequeñas o para ArtJournals, Smashbooks y cosas así, ¡va de maravilla! Así que me he re-enamorado de la troqueladora 🙂

¿Y vosotr@s? ¿Cuál es la herramienta de la que os habéis re-enamorado? ¿O hay alguna que todavía se os resiste y maldecís el momento que os gastasteis los dineritos en ella? Explicadme, corazoncitos, que os escucho atentamente …

Mañana, más sorpresas en el mundillo Cinderella. MUAKS!

DSC00985

Anuncios

10 pensamientos en “Trabajo, trabajo y más trabajo…. ¡cómo me molaaa! — sobre proyectos scrapbook y herramientas que dábamos por imposibles …

  1. Buenos dias !!
    Yo mas q decir porque me he comprador esto, es al revés .
    Tengo dudas de si comprarme o no la crop a dile teniendo la encuadernadora cinch( ahora no se como se escribe…)
    Vosotras q me decís?
    Un saludo de martes
    Y Bienve ya tengo ganas d q desveles tus secretillos

    Me gusta

      • Sisi, lo sé la crop a dile es para poner ojales. Pero creo recordar sino se me va la pinza( q podría ser), q he visto algún q otro video q taladraban la tapa d un álbum para luego plner anillas o algo así.
        Esa q me recomiendas es la mas grande no?

        Me gusta

  2. A mi me ha pasado eso con unos lápices acuarelables (hasta el nombre se me hace complicado) no consigo cogerles el puntillo y ahí están en su cajita….
    Me encanta tu trabajo, estoy enganchadisima a tu blog.

    Me gusta

  3. ¡¡Qué frustración!! Mi mayor arrepentimiento es haberme comprado la encuadernadora Bind It All.

    No… Si cuca y aparente es un rato largo, pero no hago más que cargarme las tapas y hojas decoradas de mis álbumes, y no hay manera de hacer carrera con ella. ¡Me tiene desesperada, chica! La primera vez que vi las encuadernaciones que tú hacías, me gustó tanto, que por eso me la compré. Pero cuatro meses después, sigo sin conseguirlo.

    Lo que me parece fatal es que las instrucciones vienen en inglés y, para l@s que no lo hablamos, es un gran problema. Me he hartado de ver vídeos en Youtube, pero no son nada precisos, así que no me sirven. Pero, como soy “de piñón fijo” y no me doy por vencida fácilmente, insistiré hasta dar con un buen manual en castellano… O eso espero.

    Muchísimas gracias por todos tus aportes, Bienve. Nos son de gran ayuda. ¡Besotes!

    Me gusta

  4. Yo mas bien, me arrepiento de no haber comprado muchas herramientas cuando podía. Pero una que si maldije al principio, fue la tabla para marcar dobleces de Martha Stewart, la primera vez que la use fueron para unas invitaciones que me pidieron y me puse a utilizarla para agilizar el trabajo y resultaba que siempre me salia del carril al marcar y no entendía porque, dañe varias invitaciones y en ese momento la odie muchísimo, tuve que hacer el pedido con regla y un huesito que me hizo mi novio, es decir mas trabajoso, pero después fui practicando y ahorita la adoro, sin ella seria todo mas complicado.

    Me gusta

¿Quieres dejar un comentario en esta entrada?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s