Perdiendo el norte … (y el sur … y el oeste … y el este)

IMG_5390Hay días realmente duros en el trabajo y yo últimamente he tenido varios de ellos. Ya sabéis que yo no me dedico en exclusiva a esta pasión mía del Scrapbooking-ArtJournal-MixedMedia. Lo que hago es robar todos los minutos posibles para hacer horas de manualidades, siempre que puedo (y siempre que la inspiración me acompañe). Pero yo trabajo, full time, 5 días a la semana.

De qué, no importa mucho. En un principio empecé siendo secretaria (claro está, en contrato simplemente una “auxiliar-administrativa”) pero acabé siendo la chica para todo, a medida que se reducía el personal o más bien a medida que se iban marchando todos y quedándome yo con la experiencia y las tareas a realizar. Así es como una se convierte de “chica de las fotocopias” en comodín para todo. Y no me quejo, ¡es mejor! Cuánto más trabajo, más rápido pasan las horas.

La cuestión es que últimamente se ha hecho muy difícil sobrellevar algunos días. Sin entrar en detalles, me encuentro con situaciones de lo más rocambolescas. La última hoy, un chaparrón que he tenido que sufrir de un cliente que afirmaba a pies juntillas que estábamos ya en la semana 3 del año 2016, cuando absolutamente todos los calendarios del mundo mundial afirman que estamos en la semana 2. Una estupidez como una catedral, ¿verdad? Pues esta estupidez, un error que en realidad ha tenido el cliente, ha costado la anulación de un pedido. ¿Por qué? Porque perdemos el norte, señoras y señores. Porque por tonterías perdemos los papeles, gritamos, insultamos, faltamos al respeto. Por, perdonad que lo diga: por auténticas gilipolleces.

Después de 7 años de crisis en España pensé que había visto ya lo peor: empresas que cierran, compañeros que se marchan. Debería tener el “culo pelado” de experiencias, y aun así todavía llegan a sorprenderme. Pero ojo, a sorprenderme de forma negativa.

No todo es malo, claro está. Una clienta me dijo hace unas semanas que no me preocupara (por un pedido tonto que había tenido un problema). Decía “unos días más, no van a matar a nadie”. ¡Y es verdad! Por mucho que nos empeñemos, hay pocas cosas en la vida que no puedan esperar. Tenemos la urgencia metida tan adentro que nos empecinamos en tonterías. Pensamos que todo es tan absolutamente urgente que no nos damos cuenta de que perdemos los papeles (el norte, el sur, el este y el oeste) por tonterías. Que empezamos a sobrepasar límites de educación y respeto por cosas que al fin son una tontería.

Muchas veces pienso que me gustaría que pudieran vivir un único día en la vida de gente que tiene realmente problemas. Que tienen alguna enfermedad o alguna limitación. Que han perdido algo o a alguien. Un jarro de agua fría que les despierte de esa tontería aguda que padecen para darse cuenta de que en su día a día hacen unas exigencias y tienen unos comportamientos negativos/despectivos/faltones innecesarios.

Lo que más me duele es no poder sacar mi carácter en esas ocasiones, tener que callar y aguantar y estar en silencio, no interrumpir, dejarles sacarlo todo para luego no poder decir más que un “lo siento, espero que lo podamos hacer mejor la próxima vez”.

Sé que no es contra mí; sé que es todo en el terreno profesional. Sé que cuando salgo por la puerta y echo la llave debo dejar todo ese mundo al otro lado de la puerta. Pero me conozco desde hace muchos años ya 😉 Siempre me llevo parte de ese día a las espaldas. Y es entonces cuando corro a comprarme una Primitiva o un Euromillón, con la esperanza de despertar mañana siendo rica (económicamente hablando) para poder dejar atrás esos días grises en los que me toca aguantar chaparrones estúpidos que carecen de sentido. Porque en el mundo ya hay suficientes problemas serios de verdad como para enfadarse porque un pedido se te entrega 5 días más tarde de lo que tenías previsto.

Vaya chapa os he dado hoy, ¿verdad? ¿Qué tal si para recuperar el buen rollito vemos un par de vídeos de gatitos? 🙂 Los gatitos siempre funcionan.

¡Que tengáis una buena tarde tod@s, mis florecillas amorosas! Y recordad que la vida puede ser bella. Bella de verdad. Porque al final del día, lo importante de verdad es lo bueno que te rodea. Eso debe contar siempre más que lo negativo.

Anuncios

13 pensamientos en “Perdiendo el norte … (y el sur … y el oeste … y el este)

  1. Cuanto siento que tengas estos días tan terribles…es cierto que a veces nos pasa, sólo hay que respirar y sonreir , e intentar disfrutar.Y a esa gente “cabezona” que les den , jajajajaj muakkk

    Me gusta

  2. Yo trabajé años en barcos de cruceros, ¡me han amenazado hasta con pegarme, no te cuento más! Por suerte, siempre te encuentras también con gente encantadora. Ánimo, no dejes que gente como ésa te estropee el día. Besitos.

    Me gusta

  3. Al leerte me acabo de acordar de la teoría de mi padrino sobre las personas. Cuando van a comer a una pulpería de feria tienen que esperar media hora hasta que alguien se digne a tomarte nota. Otra media hasta que te tiran, que no sirven, el plato en la mesa. Te ponen un vaso no muy limpio. La carne suele estar o muy cruda o muy quemada. El pulpo descubres que está demasiado picante. El pan nunca es suficiente. Tratas de llamar al camarero porque se te ha terminado la bebida y tras ponerte mala cara y soltarte varios gritos de que ya va, que está ocupado (esto aunque sólo esteis tú y el apuntador) y, por supuesto, te apura a comer si hay gente esperando y cuando vas a pagar te mete una clavá que te quedas muerto…. y tú sales de ahí la mar de feliz. Vas a un restaurante donde te tratan bien, el servicio es rápido, el ambiente estupendo y la comida excelente… y protestas porque la sopa te ha llegado demasiado caliente… y lo que quiero decir con esta parrafada es que hay gente que es realmente gilipollas jajaja. Así que tú, que aunque seas una super woman, no tienes el poder de lanzar una descarga con la mente digna del mejor taser a esos clientes tocapelotas que se creen el ombligo del mundo, puedes estar satisfecha de ser una gran profesional que se preocupa de realizar bien su trabajo y de tener más paciencia que el mismo Job. Y contra los vampiros emocionales en tiempos modernos recuerda que existe el chocolate con super poderes para cambiarte el estado de ánimo al momento y tomarte un merecido respiro. Mucho ánimo preciosa y ya te contaré mis aventuras y desventuras cuando trabajé en la cruz roja y mi táctica de los dientes, dientes… jijiji…

    Me gusta

    • Mi Lorecilla, tienes tantos dones! Gracias por tus palabras. Verdades como puños. Igual si yo empiezo a ser una “camarera borde” las cosas cambian 😛 pero no sería yo. No, no me convertiré en lo opuesto a lo que soy, pero desde luego que tengo que curtirme, hacerme una coraza más gordita y tener las agallas necesarias para dar un puñetazo en la mesa de vez en cuando y decir más a menudo “basta” y “hasta aquí”.

      Me gusta

  4. Hayyyy !!!!!Guapisima como te entiendo me siento identificada si yo te contara …. Pero bueno ya paso el chaparron y hoy es otro dia , siempre despues de una tormenta sale el sol , y bien lo miramos por ese lado , siempre hay personas mal educadas e inpertinentes yo tambien me encuentro con gente asi tambien a veces como tu pierdo el Norte , Sur , Este y el Oeste pero tenemos que seguir siendo optimistas para adelante , buena cara y no ha pasado nada , pero es injusto mi niña , como dice Lorena estoy con ella comparto su comentario como esto te podria contar ufff , besitos para ella tambien suerte en el trabajo Lorena , pero bueno a lo que ivamos , despues te concentras en lo que te guste y olvidarlo mi niña y de que nos das la chapa na de na estamos aqui para lo buenos y lo malo faltaria mas ya sabes que siempre te escucho y te leo en todo asi que no lo pienses ni un momento a disponer guapi , jejeje buenos chistes gracias por todo esto te alegra besitos , animos y cuenta nueva tenemos que seguir aguantando el trabaj si no nos toca la loteria jejeje.

    Me gusta

  5. Hola amiga, soy del sur, sur Argentino y hay como tú dices bastante malhumor por todos lados….. y a veces la realidad te hace poner los pies fuertemente en la tierra, pero siempre, siempre recurro a mi Eje que es Dios y digo” la bendición de Dios es la que enriquece y no añade tristeza”. Que todo sea el chubazco del día y el sol vuelva a salir con fuerzas. Un abrazo enorme con infinitas bendiciones.

    Me gusta

  6. ¡Cuanta razón tienes! La teoría la sabemos perfectamente, pero cuando nos encontramos con situaciones tan negativas como esta, cuesta que no afecten. Sería todo más fácil si se relativizaran estos “problemas” y no se hicieran pagar a personas que han hecho todo lo posible. Vivimos demasiado al límite del tiempo, y al tiempo eso le da igual, y avanza! Un besazo y suerte que tenemos momentos mágicos que llenan!

    Me gusta

¿Quieres dejar un comentario en esta entrada?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s